¿Qué es una Franquicia?

Es un acuerdo de venta en el que una compañía (franquiciante) creador o dueño de una serie de ideas, conocimientos u otro, cede el derecho de explotación de marca a una persona o compañía (franquiciado) para proporcionar los productos o servicios del franquiciador en un mercado específico. El franquiciado se compromete a operar la marca de acuerdo a las normas y pautas establecidas por el franquiciante, por un tiempo determinado, al igual de ciertos derechos (como el de llevar su marca) y directrices a cambio de ciertas condiciones como el pago de royaltys (derechos de patente) el cual se celebra mediante un documento legal.


¿Por qué incorporarme al sistema de Franquicias?

Es más fácil iniciar un negocio mediante el sistema de franquicias que emprender un negocio por iniciativa propia, ya que la casa matriz de una franquicia ha probado el concepto operativa y comercialmente, mientras que un alto porcentaje de los negocios independientes cierran antes del segundo año de operaciones.

Ser un franquiciado va más allá de ser un simple inversionista. Un inversionista se limita a la inversión y retribución financiera, mientras que ser un franquiciado implica invertir en un sistema de trabajo, en un modo de vida, en el modelo de negocio, en la marca y su trayectoria.

El pertenecer a una red de franquicia es un compromiso que trasciende los resultados financieros y pasa a ser una hermandad corporativa.